8 maneras de sentirte mejor trabajando desde casa

Una gran parte de sentirnos y estar saludables es qué tanta energía tenemos a lo largo del día. Trabajar desde casa, sobretodo para aquellas personas que se están adentrando por primera vez en ello, puede estar drenando nuestra energía.

Desde que terminé la carrera he estado trabajando desde casa gran parte del tiempo y me tuve que ir adaptando para que esto no me afectara física ni mentalmente ya que estando en casa trabajamos más, tenemos menos tiempos libres, nos olvidamos de hacer ejercicio, de caminar, dormimos menos y podemos tener fricciones con familiares, si no lo sabemos controlar y todo esto repercute de manera negativa en nuestra energía física y mental.

¿Cómo podemos generar más energía positiva al trabajar desde casa para sentirnos mejor?

Aquí te doy 8 recomendaciones que me han funcionado y que he visto también le funcionan a otras personas.


1. Mantén horarios fijos

Para poder mantener nuestra rutina y no sobrepasarnos es bueno tener horarios fijos de trabajo, establecer a qué hora empiezas y a qué hora terminas de trabajar, cuál será el horario de comida y cuánto tiempo dispones para ello. Es importante que estos horarios los sepan todos los que viven contigo para evitar malentendidos y asegurar que durante ese horario es como si no estuvieras ahí y así evitar interrupciones innecesarias.


2. Nunca comas en tu lugar de trabajo

Aunque te parezca que estás desperdiciando tiempo el comer mientras trabajas es una de las peores cosas que puedes hacer. Debemos dejar de hacer multitasking, el comer es una actividad especial para nuestro cuerpo permite tomarte el tiempo para comer tranquilamente, platicar con la familia o despejar tu mente con un video o una buena lectura, permite que tu cuerpo se nutra con alimentos altos en fibra como frutas, verduras, granos enteros y semillas, todo en un lugar diferente a tu escritorio.


3. Duerme bien

Es importante que los horarios que te pongas te permitan descansar, recuerda que la jornada es de 8 horas no excedas ese tiempo y de preferencia ten un horario fijo para irte a dormir y asegúrate que duermas de 7 a 9 horas ya que es el tiempo que necesita tu cuerpo para repararse.


4. Toma pequeños descansos

Los breaks o pequeños descansos sirven para varias cosas, entre ellas despejarte y poder mantener una atención de mayor calidad en el trabajo, quitarte de una mala postura, dejar de estar sentado, respirar, tener mayor creatividad y será mejor si estos descansos están acompañados de movimientos físicos, puedes caminar durante 10 minutos, hacer 10 burpees, 20 jumping jacks, estirarte o también funciona hacer una pequeña meditación o respirar profundo 20 veces.


5. Haz una lista de tus tareas

Hacer una lista de lo que tienes que hacer ese día es muy útil para poder administrar tu tiempo, ir viendo cuáles son aquellas cosas urgentes y cuáles importantes, también nos permite sentir que vamos avanzando y logrando cosas al ir tachando las tareas una vez completadas, ese sentimiento de logro nos genera motivación intrínseca que es de utilidad para seguir adelante. Además sirve para que no se te olviden las cosas.


6. Cultiva emociones positivas

Estar trabajando sin parar puede hacer que nuestra mente se fatigue rápidamente y con esta fatiga viene el estrés que por lo general mantiene emociones negativas como desesperación, ansiedad, preocupación, enojo etc. Las emociones positivas pueden contrarrestar estas emociones. Para generar más emociones positivas puedes respirar ya que como lo hablé en el post sobre el poder de la respiración el respirar de manera controlada activa el sistema parasimpático que nos hace sentir seguros y relajados, con mayor serenidad, también puedes traer de manera consciente emociones positivas como la gratitud haciendo una lista de las cosas de las cuales agradeces, puedes mandar un mail, nota, carta o mensaje de agradecimiento a alguien, puedes escribir sobre emociones positivas del pasado y del presente, llamarle por teléfono a algún amigo o familiar, hacer actos de bondad como ayudarle a un compañero mayor a manejar una herramienta digital o jugar con alguien que esté en tu casa; tus hijos, tu pareja, una mascota, no requieres de mucho tiempo y puedes hacerlo en tus breaks, antes o después de comenzar a trabajar.


7. Sol aunque sea en la ventana

La luz solar es de gran ayuda para el cuerpo, nos carga de energía y permite que produzcamos vitamina D de manera natural, la vitamina D es esencial para el buen funcionamiento de las células, protege contra la inflamación, regula la presión arterial y ayuda a los tejidos del sistema musculo-esquelético. Si estamos encerrados en casa o en una ofician todo el tiempo podemos estar deficientes de vitamina D y causar problemas sobretodo bajando nuestras defensas. Si tienes jardín, o puedes salir seguro a dar una breve caminata afuera y con un poco de naturaleza será lo mejor. Se recomienda de 10 a 15 minutos de exposición a la luz solar.


8. Repasa cuáles son tus valores y el propósito de tu trabajo y de tu vida fuera del trabajo

A veces nos olvidamos o no sabemos porqué hacemos lo que hacemos. Poder identificar el porqué estamos trabajando, el porqué tenemos una familia, una pareja o estamos en el lugar en donde estamos nos llevará a un propósito por el cual hacer las cosas y nos motivará para seguir adelante o hacer algún cambio para llegar a él. Repasa qué es lo que valoras en la vida y trata de ajustar tus tiempos y prioridades a eso valioso para ti. Siempre hay tiempo y manera de ajustar tu vida solo necesitas decidirlo hacer. Los límites están en tu mente.



#homeoffice #felicidad #desarrollopersonal #trabajoencasa #psicologiapositiva

13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo