El mejor momento para hacer un cambio

A lo largo de la vida tenemos momentos clave que marcan un antes y un después.

Hay ciclos establecidos por la humanidad como los años, los meses, las semanas, los días, las horas, también los ciclos lunares y solares. Existen ciclos que nos marcan las sociedades modernas como son las jornadas laborales, los ciclos escolares, las vacaciones entre otros. Cada vez que uno de estos ciclos temporales finaliza sentimos que se abre una posibilidad hacia algo diferente o hacia hacer un cambio. Usualmente nos vemos diciendo empiezo la dieta el lunes, o el siguiente mes empiezo a hacer ejercicio o simplemente los propósitos de año nuevo que establecemos como un momento perfecto para realizar los cambios necesarios o que queremos.

Los humanos tenemos casi programado que las cosas se dan por ciclos debido al apego que tenemos con el tiempo y estamos esperando constantemente a que el tiempo cambie para nosotros hacer los cambios.

Hablando de manera filosófica realmente no necesitamos de ciclos para cambiar podemos empezar ahorita, en este preciso momento, al final no sabemos lo que ocurrirá mañana o en la siguiente hora o si seremos capaces de hacer ese cambio esperado en el futuro o no. Por eso se habla de que si quieres hacer algo diferente en tu vida empieces ahora no sabes cuando tu vida terminará y no lograrás hacer lo que quieres.

Hablando de una manera más práctica y que nos puede beneficiar para efectos de estrategia para generar un nuevo hábito o un cambio en tu vida, Gretchen Rubin autora de varios libros sobre felicidad y hábitos, describe cómo los ciclos pueden ser una gran herramienta justamente para poder hacer los cambios que queremos en nuestra vida, crear y lograr metas.


Ella dice que “cualquier comienzo es un tiempo de poder especial para la creación de un hábito, y en ciertos momentos experimentamos una pizarra limpia, en donde las circunstancias cambian de una manera que se puede tener un comienzo fresco”, es como si tuviéramos la oportunidad de empezar de nuevo con una hoja en blanco y nuevas oportunidades para traer un hábito nuevo o hacer un cambio en nuestra vida.


El año nuevo, un cumpleaños usualmente se utilizan como esas hojas blancas de nuevos comienzos. También puede haber acontecimientos que nos pueden marcar un ciclo y que nos darán esa hoja en blanco, como el nacimiento de un hijo, casarse, divorciarse, terminar con una pareja, la muerte de alguien,… también a través de cambios en nuestro alrededor como un nuevo trabajo, mudarse de casa, una nueva escuela, etc.


Dice Gretchen Rubin que existe una magia cuando comenzamos algo nuevo, queremos empezar bien y existe un sentimiento de posibilidad, de novedad y de mejora. Podemos aprovechar estos ciclos para el comienzo de hábitos nuevos o cambios en nuestra vida para que la transición sea menos complicada.


¿Qué situaciones han marcado un antes y un después en tu vida?

#rethinkhappiness #cambios #ciclosdecambio #cleanslate #habitos #desarrollopersonal

15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo