Suplementos Si o No

Sabemos que existen ciertas vitaminas y minerales que son indispensables para que nuestro cuerpo funcione de manera correcta y muchas veces la deficiencia de estos nutrientes puede ser causa de enfermedades o desajustes en nuestra salud por eso es fundamental llevar una dieta variada y rica en frutas y verduras ya que estos son los alimentos que contienen estos micronutrientes esenciales.


A veces podemos pensar que si no llevamos una dieta con suficientes frutas y verduras podemos darle la vuelta a la nutrición tomando un suplemento multivitamínico de manera regular para contrarrestar lo que no estamos consumiendo de manera natural ya sea porque no estamos acostumbrados, no nos gusta o no encontramos comida saludable en el momento. Pero los suplementos vitamínicos no son una panacea para la buena salud. Eso no quiere decir que los suplementos vitamínicos nunca tengan un efecto beneficioso en algunos casos, al menos a corto plazo sobretodo en ocasiones donde nos enfrentamos a una deficiencia de algún nutriente específico. Pero, para la salud a largo plazo, y de eso es de lo que quiero hablar aquí, y para la prevención de enfermedades, usar suplementos vitamínicos como un medio para lograr salud sostenible simplemente no funciona.


No existe evidencia científica que soporte que comiendo una dieta inflamatoria, es decir, alta en grasas, muchas proteínas animales, alta en sodio, azúcar y baja en fibra, y tomando un suplemento nutricional como un multivitamínico podamos tener la protección de las frutas y las verduras y prevenir las enfermedades que este tipo de dieta conlleva.


Los suplementos son síntesis química de ciertos componentes como vitaminas y minerales, las moléculas se aíslan y se replican químicamente en un laboratorio. Para la industria de los suplementos el boom que tuvieron desde los años 80s y 90s fue lo que los llevó a ganar millones y con eso surgió un mercado que rápidamente ha crecido y que hará cualquier cosa para vender por lo que siempre hay que irnos con cautela y apegarnos a los estudios científicos para estar seguros de lo que funciona y lo que no.


Por ejemplo a mediados de los años 90 el precursor de la vitamina A, el beta-caroteno un potente antioxidante encontrado únicamente en frutas y verduras era lo de moda, y pensaban que por sus propiedades podrían aislarlo y dárselo a las personas que tenían el riesgo de tener cáncer de pulmón para que redujeran su riesgo de enfermarse. Muy entusiasmados los médicos en Finlandia decidieron realizar un estudio para probar la protección del suplemento, siguieron durante 8 años a personas que eran susceptibles al cáncer, como fumadores y que tomaban el suplemento para bajar el riesgo de tener cáncer de pulmón y lo que encontraron fue todo lo contrario, el riesgo de tener cáncer de pulmón se vio aumentado en aquellos que tomaron el suplemento de beta-caroteno a diferencia de los que tomaban el nutriente en forma natural en frutas y verduras, quienes al contrario bajaron considerablemente el riesgo.

Desde entonces han habido múltiples estudios reportados y hasta donde sabemos, el efecto de estos suplementos en la prevención de enfermedades graves a largo plazo como las enfermedades cardíacas y el cáncer simplemente no se sostiene. Es más, en un estudio reciente se concluyó que "Los investigadores no pudieron determinar el equilibrio de beneficios y daños del uso rutinario de suplementos de vitaminas A, C o E, o de vitaminas con ácido fólico".


Si lo pensamos en realidad no sabemos porqué los componentes nutricionales de las frutas y las verduras funcionan muy bien, la vitamina C en suplemento no funciona igual que la vitamina C de una manzana o una guayaba, los científicos creen que es la combinación de todos los elementos de la fruta que hacen que estas vitaminas y minerales tengan una funcionalidad excepcional en el cuerpo.


Hay ciertos nutrientes como la vitamina D y la B12 que pueden ser de utilidad en suplemento ya que se corre fácilmente el riesgo de ser deficientes en ellas. La vitamina D la producimos al exponernos al sol sin protección solar pero si estamos encerrados en la casa o la oficina y cuando salimos nos ponemos protector solar porque es mayor el riesgo de cáncer de piel, difícilmente podemos tener una producción adecuada y es más, se estima que la mayoría de las personas son deficientes en vitamina D así que un suplemento que ha probado ser seguro y beneficioso es la vitamina D.


Por otro lado la vitamina B12, importante en la síntesis de proteínas y otros procesos en músculos y el sistema nervioso, es una vitamina que antiguamente la consumíamos bebiendo agua de los arroyos o ríos y consumiendo verdura con algo de tierra ya que nuestros antepasados no desinfectaban nada. Esto porque la vitamina B12 viene de una bacteria que se encuentra en la tierra. Ahora solamente la podemos obtener de la proteína animal ya que se desarrolla también en los intestinos de los animales, pero sabemos que comer mucha proteína animal genera inflamación en el cuerpo, por lo que la mejor opción es tomarla en suplementos como la cianocobalamina o en alimentos fortificados con vitamina B12. Las personas que basan su dieta en plantas o mayormente plantas deben tomar este suplemento para evitar estar deficientes.


Así que la recomendación para poder mantener una vida saludable a largo plazo y poder prevenir enfermedades será siempre ir con la forma natural de los nutrientes, frutas y verduras variadas que son esenciales para la salud. Y si requerimos o estamos pensando tomar algún suplemento es necesario siempre preguntarle a un profesional, ir con un médico antes de cualquier decisión.

#nutricion #salud #frutasyverduras #bienestar #wellness #suplementos

Referencias

Omenn GS, Goodman GE, Thornquist MD, et al.. Effects of a combination of beta carotene and vitamin A on lung cancer and cardiovascular disease. New Engl. J. Med. 334 (1996): 1150-1155.

The Alpha-Tocopherol Beta Carotene Cancer Prevention Study Group. The effect of vitamin E and beta carotene on the incidence of lung cancer and other cancers in male smokers. New Engl. J. Med. 330 (1994): 1029-1035.

U.S. Preventive Services Task Force. Routine vitamin supplementation to prevent cancer and cardiovascular disease: recommendations and rationale. Ann. Internal Med. 139 (2003): 51-55.

52 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo