top of page

¿Cuál es la bebida más saludable?

Si yo te pegunto ¿cuál es la bebida más saludable del mundo? seguramente me dirás que el agua y sí, el agua natural es lo que necesita nuestro cuerpo para mantenerse hidratado, no solo para la piel o los órganos sino también para mantener a nuestro cerebro funcionando, para que el cuerpo realice procesos químicos y para que tengamos buen humor. Tomar agua natural es fundamental para nuestra supervivencia y para mantenernos con un bajo riesgo de tener enfermedades.

Como dato curioso, leí que la muy popular recomendación de tomar ocho vasos de agua al día no está basada en estudios científicos. Ésta recomendación viene de un artículo de 1921 en donde el autor, apellidado Adolph, midió su propia producción de sudor y orina y determinó que perdía aproximadamente el 3% de su peso corporal en fluidos al día, que correspondieron a ocho vasos de agua y sobre eso se basaron las recomendaciones hacia la humanidad.

Uno de los estudios que nos pueden dar un acercamiento hacia cuánta agua natural tomar puede ser el estudio realizado a un grupo de adventistas, 20,000 personas fueron observadas y aquellos que tomaban más de 5 vasos de agua natural al día redujeron a la mitad el riesgo de morir por enfermedades del corazón comparado con aquellos que tomaban solo 2 vasos o menos diarios. La mitad de las personas eran vegetarianos así que hay que tomar en cuenta que además estaban consumiendo agua de frutas y verduras. La explicación que se da es que el agua disminuye la viscosidad de la sangre incrementando el flujo sanguíneo haciendo más eficiente el bombeo para el corazón.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda tomar de ocho a once vasos de agua natural para mujeres y de diez a quince vasos de agua natural para los hombres, estas recomendaciones incluyen otras fuentes no solo de bebidas. Absorbemos alrededor de 4 vasos de agua mediante la comida y el cuerpo también produce agua de las reacciones químicas de diferentes procesos. Así que podemos decir que las recomendaciones quedan entre cuatro y siete vasos de agua para las mujeres y de seis a once vasos de agua para los hombres (asumiendo una actividad moderada de ejercicio y una temperatura ambiente moderada).

Hoy en día existe una gran evidencia científica sobre la falta de consumo de agua, el no tomar suficiente agua esta asociado con posibles afectaciones como: caídas y fracturas, enfermedades cardiacas, problemas en los pulmones y en los riñones, cáncer de vejiga y de colon, infecciones del tracto urinario, constipación, ojos secos, caries, cataratas y decremento en la función inmunológica.

Estos estudios notaron que el bajo consumo de agua no solo es por la falta de tomar vasos de agua sino también están asociados con el bajo consumo de agua en comidas nutritivas como las frutas y las verduras y un mayor consumo de comidas procesadas y chatarra. Las personas que llevan una vida más saludable comiendo fruta y verdura en cada comida y haciendo ejercicio son los que consumen más agua y por lo tanto no tienen un riesgo tan alto de tener alguno de los problemas antes mencionados.

Dentro de las bebidas más saludables ya sabemos que se encuentra el agua natural en primer lugar seguido del té y el café (ambos sin endulzantes ni crema o leche)

El café, té y la cerveza producen más agua en tu cuerpo que la que consumiste y por el contrario el vino te deshidrata, por eso es muy importante tomar un vaso de agua por cada copa de vino para evitar la deshidratación y que tengas una resaca infernal.

En último lugar de bebidas saludables se encuentran los refrescos por el contenido tan alto de azúcar (hasta 7 cucharadas de azúcar por vaso) y otros químicos. También podríamos incluir ahí los jugos procesados y las bebidas energéticas.

Así que la recomendación será tomar agua natural de la llave, si leíste bien de la llave, claro puedes pasarla por un filtro simple de carbón para mejorar el sabor, pero en realidad el agua de la llave es más saludable que el agua embotellada ya que se ha visto que usualmente el agua embotellada contiene varios químicos (microplásticos) y contiene contaminación bacteriológica por encima de lo permitido por las regulaciones. Además, será más económico y ayudarás al ambiente.



#aguanatural #nutricion #habitossaludables #bienestar #bienestarintegral #saludable


Referencias

Adolph, E.F. (1921) The regulation of the water content of the human organism. Journal of Physiology (London) ; 55 (1-2) 114-132

Chan, J., Knusten, S.F., Blix, G.G., Lee, J.W., Fraser, G.E. (2002) Water, other fluids and fatal coronary heart disease: The Adventist Heatlh Study; American Journal of Epidemiology, 155 (9) 827-833

Benelam, B., Wyness, L., (2010) Hydration and Health: A Review. Nutritional Bulleti; 35, 3-25

Vivanti, A.P. (2012) Origins of the estimations of water requirements in adults. European Journal of Clinical Nutrition 66 (12); 1282-1289

Grandjean, A. (2004). Water Requirements, Impinging Factors, and Recommended Intakes. Geneva, Switzerland: World Health Organization.

Greger, M. (2015). How not to die. Flatrion Books New York U.S.A.

Popkin, B.M., Armstrong, L.E., Bay, G.M., Caballero, B., Frei, B., Willett, W.C. (2013) A new proposal guidance system for beverage consumption in the United States, American Journal of Clinical Nutrition, 67 (5): 492-495

Robles, E., Ramírez, P., González, M.A. E., Sáinz, M.A.D., Martínez, B., Durán, A. and Martínez, E.: (1999), Bottled-water quality in Metropolitan Mexico City, Water Air Soil Poll. 113, 217–226.

41 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page