Importa sentirnos importantes

Sentir que somos importantes es esencial para nuestro bienestar. El Dr. Isaac Prilleltensky, psicólogo profesor de la Universidad de Miami, define el sentirnos importantes como las experiencias de sentir que somos valorados y sentir que agregamos valor, ambas experiencias en diferentes contextos de la vida; comunidad, trabajo, relaciones personales y con nosotros mismos. Por ejemplo en nuestro trabajo nos sentiremos importantes cuando podamos utilizar nuestras habilidades y fortalezas para lograr los objetivos planeados (agregamos valor) y además nos reconozcan ese trabajo más allá de un salario (somos valorados).


El sentirnos importantes es fundamental para poder encontrar el significado de la vida, según Prilleltensky no podemos crear significado sin acción, es decir, si solo generamos pensamientos sin realizar ninguna actividad que tenga un impacto en la vida de otras personas o del ambiente o de alguna causa a través de la acción, será difícil encontrar significado. El significado de la vida va ligado a agregar valor hacia nuestra comunidad (social y ambiental), trabajo o nuestras relaciones y que a su vez podamos ser reconocidos o sentirnos bien por las acciones realizadas. Lo interesante es que para poder sentirnos valorados y agregar valor hacia afuera debemos primero hacerlo con nosotros mismos, trabajar en auto-reflexión y valorarnos a través de la manera en cómo nos contamos nuestra historia (si es victimizada o empoderada), de la autoeficacia que es la creencia de que podemos hacer algo bien y de la autocompasión.


Hablamos entonces del sentirnos valorados y el sentir que agregamos valor, pero hay escenarios en donde esto se puede desequilibrar. Por ejemplo de acuerdo a Prilleltensky (2019) cuando tenemos escenarios donde hay depresión, desvinculación o falta de compromiso en el trabajo y cuando hay divisiones sociales o ideologías extremas, esto resulta en el sentir que no importamos. "Cuando nos sentimos devaluados o que no importamos, hay consecuencias psicológicas, organizacionales y sociales/políticas reales. Algunas consecuencias son internas: nos deprimimos; pero algunos son externos, nos volvemos agresivos."

Por otro lado podemos sentirnos sobrevalorados a través del narcisismo, la desigualdad y del derecho ambiental donde se cree que podemos disponer de los recursos ecológicos como queramos, éstas son expresiones de la creencia de que algunas vidas son más valiosas que otras. "Algunas personas se sienten sobrevaloradas. En un esfuerzo por sentirse relevantes y ganar sentido en la vida, muchas personas adoptan comportamientos patológicos que minimizan a los demás y al medio ambiente. Este es un intento desafortunado de ganar sentido de la importancia." (Prilleltensky, 2019)

El sentirnos infravalorados o sobrevalorados no es bueno para nuestra salud mental y nuestro bienestar por lo que tratemos de buscar situaciones y experiencias que nos generen valor y en donde podamos agregar valor en nuestra comunidad, trabajo y/o relaciones personales, y definitivamente en nosotros mismos.

#psicologiapositiva #desarrollopersonal #psicologia #felicidad #rethinkhappiness #trabajo


Referencias

Prilleltensky, I. (2019) Professor Isaac: Opposite Behaviors Have Common Mattering Roots. Miami, FL, US. http://www.professorisaac.com/blog/oppositebehaviors/

10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo