La responsabilidad del bienestar

El bienestar nos permite tener una vida más satisfactoria, nos permite desarrollarnos y florecer como personas, tener momentos de emociones positivas, un propósito de vida, relaciones que suman, metas, vitalidad, salud, claridad mental etc. A través de cultivar lo bueno de la vida podemos generar ese bienestar que nos permita disfrutar momentos alegres y que en los momentos adversos, que seguramente experimentaremos porque la vida tiene altos y bajos, nos generen herramientas como la resiliencia para afrontarlos sin perdernos en el proceso.

Para generar bienestar lo que quizá nos viene a la mente son los hábitos saludables y éstos no solo se refieren a hábitos para no enfermarnos físicamente sino también se refiere a acciones para poder florecer y desarrollarnos en ámbitos tanto físicos como psicológicos.

Los hábitos saludables se generan en ciertas áreas de nuestra vida que pueden llegar a enfermarnos si no atendemos a ellas de manera correcta. De acuerdo a las diferentes investigaciones científicas y estudios estadísticos, donde se ha recolectado información para definir las acciones que nos enferman o nos mantienen saludables, están por ejemplo el comer nutritivamente, dormir suficiente, higiene personal, actividad física y mental, gestión de emociones, descanso y relajación, control de estrés entre otras.

La palabra saludable se define como algo que es bueno o beneficioso para la salud, lo que es bueno es aquello que no nos lastima o no nos hace sufrir, por lo tanto los hábitos saludables son acciones en nuestra vida que no nos enferman, lastiman o nos hagan sufrir y además que nos permitan funcionar biológica, psicológica y fisiológicamente de manera correcta.

La forma de cuidarnos, tras tantos años de investigación desde las culturas más antiguas, se ha ido actualizando conforme vamos descubriendo nueva información sobre la salud gracias a la tecnología y gracias a que se generan nuevas interrogantes, pero dentro de este tema existen polaridades, paradigmas e intereses sociales y económicos que desvían la atención encontrándonos en un mundo mayormente desinformado y confundido sobre las acciones saludables que debemos tener en la vida. Yo creo que es por esto que nosotros debemos de responsabilizarnos de nuestra propia salud, no dejarla solamente en las manos de los médicos o de los gobiernos, sino realmente investigar, preguntar, leer sobre salud y crear nuestro propio criterio para poder tomar decisiones informadas y con las cuales nos identifiquemos de acuerdo a nuestros valores y a lo que queremos de nuestra vida. Con esto no quiero descalificar labor de los gobiernos o de los médicos, ni decir que no nos acerquemos a los médicos, lo que quiero decir es que nosotros somos los únicos que realmente podemos motivarnos a hacer cambios saludables y debe estar en nuestras manos con la ayuda de información de expertos, además si creo que debemos cuestionar los medicamentos, tratamientos y metodologías utilizadas por estos profesionales preguntándoles cuáles son los efectos secundarios, efectos a largo plazo, cuestionar si es la mejor opción o hay otras de las cuales me pueda beneficiar, cómo funcionan, cómo puedo evitar una recaída, etc. Además creo que la responsabilidad propia de la salud va más hacia lo que podemos hacer para prevenir las enfermedades en primer lugar y esto es en lo que me quiero enfocar principalmente.

Poco nos han educado realmente sobre hábitos saludables y mucho lo hacemos porque "así se hacía en casa", muchas veces sin preguntar el por qué. Los modos, la cultura y las tradiciones también son parte del cuestionamiento que nos debemos de hacer sobre llevar una vida saludable y decidir aceptarlas, modificarlas o eliminarlas.

Creo que si todos nos responsabilizamos de esta manera sobre nuestra vida podremos prevenir muchas enfermedades sobretodo enfermedades crónicas que son causadas en su mayoría por nuestro estilo de vida. Dice Edward Deci profesor de psicología de la Universidad de Rochester que si los obituarios dijeran la historia completa de la muerte de las personas, más de la mitad hablaría de que las personas se "comportan hasta la muerte" refiriéndose a que muchas personas se mueren debido a sus comportamientos o hábitos mal sanos como el abuso del alcohol, fumar, comer un exceso de grasa y azúcar, estrés crónico etc. En un estudio realizado por Ali H. Mokdad, James S. Marks, Donna F. Stroup y colaboradores en el año 2000, encontraron que el tabaco, una dieta pobre, la inactividad y el alcohol en ese orden son las principales causas de muerte en los Estados Unidos, estos datos han continuado siendo ciertos a la fecha y se suman otros países.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud en el 2018 las principales causas de muerte en el mundo, como cardiopatías y enfermedades pulmonares tienen sus principales raíces en los hábitos como la comida alta en grasa, ingesta de azúcares simples o refinados, la falta de actividad física y fumar tabaco, por otro lado del año 2000 al 2016 las muertes por diabetes tipo dos aumentaron en un 60% poniendo a esta enfermedad en el número 7 de causas de muerte y desgraciadamente esto ha ido incrementando. Y qué decir del aumento de enfermedades psicológicas como la ansiedad, el estrés y la depresión, las cuales también nos traen complicaciones físicas y mentales en nuestra vida.


Por lo que nos encontramos en un momento en que la prevención y neutralización de enfermedades crónicas se ha vuelto un asunto de gran importancia. Los gobiernos y las instituciones de salud publicas y privadas pueden generar políticas de salud y bienestar pero si no existe educación integral y sobre todo responsabilidad sobre nuestra propia salud desde niños, adolescentes y hasta adultos este problema irá incrementando aún más. Afortunadamente empieza a haber un poco de luz en esta época de “influencers” llevando algo de educación y comunidad sobre hábitos saludables a la sociedad, solo falta el enfocar la atención de la sociedad a los expertos reales en el tema como médicos, investigadores, estudiosos y no solamente personas que siguen una moda más por estética, estatus o imagen que por conocimiento y profesionalismo real en la materia.

Mantente informado, investiga, cuestiona y acércate a profesionales que te puedan orientar sobre la forma saludable de vivir, se curioso y conoce más sobre los hábitos saludables de fuentes confiables.

En Rethink Happiness nos apegamos a la ciencia para escribir e informar, se comparten los artículos científicos y nuestras fuentes siempre son de médicos e investigadores confiables que nos acercan la ciencia sobre los principales conceptos de salud para que podamos vivir saludables. Conoce más.


#rethinkhappiness #bienestarintegral #desarrollohumano #saludable #bienestar


Referencias

Mokdad, A. H., Marks, J. S., Stroup, D. F., Gerberding, J.L. (2004) Actual causes of death in the United States, 2000 , JAMA 291 (10), pp. 1238-1245

Organización Mundial de la Salud (24 de mayo de 2020) Las 10 principales causas de defunción, OMS Recuperado de https:// www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/the-top-10-causes-of- death

18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo