top of page

El poder de la respiración

La respiración es un proceso involuntario que básicamente nos mantiene vivos, pero ¿qué pasa cuando ponemos atención a la respiración y de manera voluntaria la controlamos?

Creo que todos hemos experimentado que cuando estamos estresados o enojados y respiramos largo y profundo sentimos relajación en el cuerpo.

El sistema nervioso autónomo regula todas las funciones y procesos que son involuntarios del organismo y dentro de éste hay dos subdivisiones; el sistema nervioso simpático que es el que nos activa y nos prepara para la acción y el sistema nervioso parasimpático que es el que se encarga de hacer las actividades más lentas, se encarga del descanso, la digestión, la reparación y la reproducción. Este sistema parasimpático es el amigo al cual debemos recurrir cuando estamos estresados, nerviosos, cuando tenemos miedo, nos preocupa algo, estamos enojados inclusive hasta cuando estamos tristes.


El sistema parasimpático se puede activar cada que lo necesitemos mediante la respiración abdominal controlada, esto se realiza mucho en la práctica de yoga y es llevar la respiración de manera profunda hacia la parte baja del diafragma, inflando el abdomen, inhalando por la nariz y exhalando por la boca o la nariz de manera profunda y lenta, la idea no es hiperventilarnos, puedes hacer de 3 hasta cuantas respiraciones necesites para sentir la relajación en tu cuerpo. De esta manera el cerebro recibe la señal que el cuerpo está seguro, se regula el ritmo cardiaco y te relajas.


Investigadores han encontrado que practicando la respiración abdominal o de diafragma se reduce el afecto negativo, es decir, se reduce la intensidad de las emociones negativas, se reduce el nivel de cortisol y se puede incrementar la atención (Ma, Yue, et. al. 2017).

Además se encontró a través de un meta-análisis que el control de la respiración resulta en "aumento de la comodidad, relajación, placer, vigor y estado de alerta; y reducción de los síntomas de excitación, ansiedad, depresión, enojo y confusión" (Zaccaro, Piarulli, et. al. 2018).


La respiración es un gran aliado en momentos de estrés, pero yo les recomiendo que sea una práctica diaria unos minutos de respiración controlada por la mañana o al final del día. La respiración no solo nos relaja, sino que también nos conecta con nuestro cuerpo, nos aterriza a los sentimientos y sensaciones del cuerpo, nos permite visualizar su funcionamiento generando gratitud por él. Podemos visualizar cómo con cada respiración el cuerpo oxigena todos los órganos a través de las venas, vasos y arterias. También, la respiración controlada es una excelente herramienta cuando estamos experimentando dolor, el visualizar cómo se relaja el punto del dolor con cada respiración es otra práctica que puede disminuir el dolor considerablemente.


"La respiración sabe ir más profundo que la mente" - Wim Hof.


Referencias

Ma, X., Yue, Z. Q., Gong, Z. Q., Zhang, H., Duan, N. Y., Shi, Y. T., Wei, G. X., & Li, Y. F. (2017). The Effect of Diaphragmatic Breathing on Attention, Negative Affect and Stress in Healthy Adults.Frontiers in psychology,8, 874.

Zaccaro, A., Piarulli, A., Laurino, M., Garbella, E., Menicucci, D., Neri, B., & Gemignani, A. (2018). How Breath-Control Can Change Your Life: A Systematic Review on Psycho-Physiological Correlates of Slow Breathing.Frontiers in human neuroscience,12, 353.

48 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page